El Reflejo del Ser: la voz interna que habla

Hoy no quiero escribir una reflexión…

Hoy no tengo la necesidad de explicarme a mí mismo lo que soy.

Hoy no quiero mostrarle al mundo quién soy y por qué hago las cosas que hago. A veces me canso y hoy es uno de esos días.

Hoy le cedo la palabra a mi alma que hace días estaba deseosa de escribir y expresarse; lo hacía a ratos cuando me ayudaba con el libro de «Los Fantasmas Olvidados»

Mi alma es la que habla y se disfraza de mí, Cristóbal, para que la puedan leer. Habla como Cristóbal, se expresa y ríe como Cristóbal, pero sigue siendo ella la que lo hace todo; para que no la olviden para sentirse amada y querida.

El día que ya se canse y no quiera ser mimada, se irá como el viento a convertirse en una con el Universo, volverá Casa de dónde provino y quizás olvide a Cristóbal, que para esas fechas ya será polvo y cenizas esparcidas por la Tierra en paradero desconocido…¿será en Chile, EE. UU., o en Italia?

O quizás sea en todas partes porque da igual, en una lápida quedará su nombre como testamento que una vez existió alguien con dicho nombre. Para entonces sus libros se llenarán de polvos y se quemarán con el tiempo sepultándolo para siempre…

El Alma, quien les habla, necesita liberarse de vez en cuando y decirles que Cristóbal es sólo un instrumento para canalizar emociones: Es una vía de escape para dejar una huella en este mundo. Aún así le estima y le quiere.

Cristóbal necesita de su alma para darse cuenta que está vivo y el alma le necesita para poder seguir viviendo.

Aunque los días se construyan y se destruyan, y uno nazca y muera con ellos, aún hay esperanzas de alcanzar el pináculo de la comunión Cuerpo-Alma. Para que así ambos encontremos La Paz que necesitamos y ya no exista dicotomía.

Malditos demonios parásitos que amenazan con apolillar la mente de mi anfitrión…

Lamento que Cristóbal esté ciego y no se pueda expresar claramente como quisiera hacerlo. Él vale más de lo que rezan estas palabras, pero se limita a creer que no es suficiente todo lo que hace. Me dio permiso para expresar lo que siente porque a él le da vergüenza hacerlo.

Sin embargo ya es tiempo de que brille antes que yo decida irme por definitivamente por Contrato Estipulado. Tengo que hacer que su existencia y la mía sí valgan la pena y que su nombre no sea simplemente una mención más en un obituario.

Sé que algún día trascenderá y yo con él para que ambos nos diluyamos y nos impregnemos en las mentes y los corazones de las personas. Ese será nuestro regalo. Peace.

Anuncios